lunes, 7 de mayo de 2012

El crédito de las entidades financieras

Otra imagen de la burbuja del ladrillo y de los males de la economía española la da la serie que publica el Banco de España sobre el crédito de las entidades financieras (lo que el Banco de España denomina como crédito a otros sectores residentes), que asciende, a finales de febrero del 2012, a 1.763 millones de euros. Este crédito alcanzó su valor máximo en diciembre del 2008, con 1.870 millones de euros.


Es impresionante ver la serie de la variación anual de los créditos (correspondiente a los doce últimos meses): el aumento, mejor dicho, el desmadre, de la concesión de créditos entre 2005 y 2007, supera todo lo que uno puede imaginar. Lo que da una idea de cómo algunos gestionaron los bancos.


El activo dudoso de las entidades financieras también ha experimentado un aumento espectacular, pasando de 17.000 millones de euros a finales del 2007 a los 148.000 millones de febrero del 2012, un 8,4 % de los créditos totales. La tendencia no muestra, por ahora, signos de estabilizarse. No es extraño que ahora se concedan menos créditos que los que los bancos van recuperando, ya que hay que provisionar los activos dudosos futuros.


Lo malo es que nadie cree que estos sean verdaderamente todos los activos dudosos, ya que muchos bancos refinancian deuda a promotores que nunca las podrán pagar. Esto genera mucha desconfianza en los que prestan dinero a los bancos, lo que reduce su capacidad para obtener financiación.

Las previsiones son que el crédito de las entidades financieras bajará todavía un 10 % más en los próximos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario