domingo, 10 de junio de 2012

Una entrevista esclarecedora

Estoy leyendo el libro de Enric Juliana Modesta España, que es una inteligente crónica de los años de Zapatero. Me detendré en una entrevista sostenida entre Miguel Sebastián, futuro ministro con Zapatero, y los periodistas Mariano Guindal y Mar Díaz-Varela, justo antes de la victoria del PSOE el año 2004. No la transcribo íntegra por razones de espacio.

Dice Sebastián: "Menos mal que no vamos a ganar porque la que viene sobre España es gorda. (Estamos) peor que mal. Tenemos una burbuja inmobiliaria y es inevitable que estalle, y cuando esto ocurra se lo va a llevar todo por delante incluyendo los bancos (...) estoy totalmente convencido. El Gobierno del PP ha sido un irresponsable. En lugar de frenar la concesión de créditos hipotecarios a través del Banco de España, ha echado más gasolina al fuego con las desgravaciones fiscales. Este ha sido el mayor error de su mandato: no eliminar la desgravación a la vivienda pasándola a los alquileres".

Ante su contundente diagnóstico de la situación, los periodistas le preguntan por qué eso que dice no figura en el programa electoral del PSOE. La respuesta es desconcertante: "No es un programa electoral para gobernar sino para que José Luis (Rodríguez Zapatero) obtenga un resultado lo suficientemente bueno para salir reelegido secretario general del PSOE en el próximo congreso. Después ya haremos un programa económico en serio para gobernar". Estupefactos, los periodistas le formulan la única pregunta lógica: "¿Y si ganáis?". "¡Qué horror!, responde Sebastián. Eso sería muy malo para mí porque (José Luis) trataría de implicarme y no me podría negar... y mucho peor para él. No estamos preparados ninguno de los dos para gobernar este país...".

Uno de los mayores misterios de los últimos años ha sido éste: conociendo previamente la catástrofe a la que España se encaminaba debido a la irresponsabilidad del PP, sabiendo sus consecuencias, teniendo poder para remediarlas, ¿cómo es que el gobierno de Zapatero no hizo nada, sino que empeoró la situación?

Tenía razón Miguel Sebastián: ni él ni José Luis Rodríguez Zapatero estaban preparados para gobernar España. Lo peor es que quien los eligió para una tarea para la que no estaban preparados fuimos nosotros, los votantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario