viernes, 24 de agosto de 2012

El Diagnóstico Alternativo de la crisis económica (2)

Decíamos en la última entrada que teníamos que contestar a dos preguntas:

- ¿por qué, si la producción mundial de petróleo acababa de llegar a un pico, cayeron los precios del petróleo en los últimos cinco meses de 2008?

-    y, si los precios del petróleo fueron un factor importante de la crisis económica, ¿por qué la economía no comenzó a volver a funcionar cuando los precios se habían suavizado?


Contestando a la primera pregunta, diremos que la tesis de Pico de Petróleo prevé que, cuando la producción mundial de petróleo alcance su máximo nivel y empiece a bajar, el precio del petróleo incrementará drásticamente. Pero también prevé un drástico aumento en la volatilidad de los precios.

El argumento es el siguiente. Cuando el petróleo se convierta en un bien escaso, su precio se elevará hasta que empiece a socavar la actividad económica en general.
A continuación, vendrá una contracción económica que tendrá como resultado una reducción sustancial de la demanda de petróleo, que a su vez causará temporalmente la caída de su precio. Entonces pasará una de dos cosas:

(a) la economía se empezará a recuperar, aumentando la demanda de petróleo, llevando de nuevo a los precios altos que volverán a socavar la actividad económica,
(b) si la economía no se recupera rápidamente, la producción de petróleo irá cayendo gradualmente debido agotamiento hasta que la capacidad de producción sobrante (creada por la disminución de la demanda) se elimine, y, en consecuencia, otra vez los precios se elevarán y la contracción económica aumentará aún más.

En ambos casos, los precios del petróleo siguen volátiles y la economía se contrae. Este escenario se corresponde muy de cerca con la realidad que se está desarrollando, aunque queda por ver cuál de las situaciones (a) o (b) será la real.

En los últimos tres años, los precios del petróleo han aumentado de manera espectacular y han caído más de lo que habría sido el caso si no hubiera sido por la especulación generalizada en los futuros sobre el petróleo. Sin embargo, por ahora la tendencia general de los precios del petróleo (hacia arriba, y luego hacia abajo y, a continuación, parcialmente hacia arriba) es totalmente coherente con la tesis de Pico del Petróleo y el Diagnóstico Alternativo.


Contestando a la segunda pregunta: ¿Por qué la economía no se recuperó rápidamente, dado que los precios del petróleo son ahora sólo la mitad de lo que eran en julio de 2008? Una vez más, el Pico del Petróleo no es la única causa de la crisis económica actual. Enormes burbujas inmobiliarias y del sector de las finanzas se han transformado en graves accidentes económicos, y la implosión de estas burbujas ha creado una grave crisis de crédito (así como una crisis de solvencia monetaria), que probablemente tardará varios años en resolverse incluso si el suministro de energía no se convirtiera en un problema.

Pero la posibilidad de que vuelvan los altos precios del petróleo actúa como un límite máximo para la recuperación económica. Ahora que la economía mundial parece volver a dar signos de vida (como ha ocurrido en los últimos trimestres, con los valores de las acciones recuperándose y el ritmo de la contracción económica frenando a), los precios del petróleo volverán a subir cuando los especuladores del petróleo prevean una recuperación de la demanda. De hecho, los precios del petróleo han rebotado desde 30 dólares en enero del 2009 a más de 100 prácticamente desde hace año y medio, lo que ha provocado una preocupación generalizada, ya que los altos precios de la energía pueden cortar la recuperación.

Un barril de petróleo de fuentes nuevamente desarrolladas cuesta un mínimo de unos 60 dólares para producirlo, ya que todas las perspectivas más baratas ya han sido explotadas: encontrar hoy nuevos yacimientos en general significa kilómetros de perforación bajo el agua del océano, o bien perforar dentro de naciones políticamente inestables, donde el equipo y el personal tienen un riesgo muy alto. Por lo tanto, tan pronto como los consumidores exijan más petróleo, el precio deberá permanecer notablemente por encima de esta cifra con la finalidad de proporcionar el incentivo para que los productores perforen estos nuevos yacimientos.

Los precios volátiles del petróleo hacen daño cuando suben, pero también hacen daño a la baja. El colapso de los precios del petróleo de agosto a diciembre de 2008, así como el empeoramiento de la crisis de crédito, provocaron una drástica contracción de la inversión de la industria petrolera, dando lugar a la cancelación de alrededor de150 mil millones de dólares de nuevos proyectos de producción de petróleo (la capacidad potencial de producción de los que será necesaria para compensar la disminución de los campos petroleros si la producción mundial de petróleo se mantendrá estable). Esto significa que incluso si la demanda sigue siendo baja, la capacidad de producción es casi seguro que no será capaz de cumplir con los niveles de demanda, provocando que los precios del petróleo suban nuevamente, en términos reales, en algún momento, quizás dentro de dos o tres años. Los precios volátiles del petróleo también distorsionan el desarrollo de energías alternativas, como se demostró cuando la caída de los precios del petróleo dio lugar a problemas financieros de los fabricantes de etanol.

De una manera u otra, por lo tanto, el crecimiento será muy problemático si no es inalcanzable.


Y hay todavía una tercera pregunta: ¿los economistas convencionales podrían tener razón al pensar que el crecimiento puede continuar para siempre? Intentaremos contestar más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario