jueves, 6 de septiembre de 2012

Competitividad

El Foro Económico Mundial, el de Davos (Suiza), para ser más claros, acaba de publicar el Global Competitiveness Report 2012-2013, en el que clasifica a los países por su competitividad.

No es nada fácil cuantificar la competitividad de un país, y los expertos del Foro lo intentan usando 12 criterios de base, cada uno de los cuales tiene una serie de apartados. El la tabla siguiente podemos ver la puntuación que han ido dando a España desde el año 2006 hasta hoy. En el caso español, esta puntuación fue de 4,70 (sobre 7) en 2006-2007, cuando la economía iba como un cohete por la burbuja inmobiliaria, y es de 4,60 en la última edición. Durante este tiempo, ha pasado por un mínimo de 4,49 hace un par de años.


En esta tabla podemos observar que España tiene una puntuación relativamente baja en el funcionamiento de sus instituciones públicas y privadas, una buena puntuación en infraestructuras, una puntuación relativamente baja (y disminuyendo con el tiempo, cosa que no sorprenderá a nadie) en el entorno macroeconómico, una puntuación muy buena en salud y buena en educación primaria, una puntuación correcta en enseñanza superior (mucho mejor en cantidad que en calidad) y deficiente en formación de los trabajadores, una puntuación relativamente baja en el funcionamiento del mercado, todavía más baja en la eficiencia del mercado laboral, y aún más baja en lo que respecta al desarrollo de los mercados financieros, que ha visto degradarse su puntuación en los últimos 4 años (una vez más, ¿a quién puede sorprender?). Las puntuaciones en tecnología y en el tamaño del mercado son correctas, mientras que la de sofisticación de mercados es relativamente baja y la de innovación claramente deficiente.

A pesar de todos sus defectos, con esta tabla de puntuaciones podemos hacernos una idea clara de cuales son nuestros puntos fuertes y cuales son los débiles, para corregir lo que haga falta.

Respecto al ranking internacional, desde el informe 2006-2007, en que España ocupaba el puesto 29, hemos pasado, en el informe 2012-2013, al puesto 36. Como los cangrejos, vaya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario