sábado, 29 de septiembre de 2012

La balanza de pagos de julio

Por primera vez desde el mes de agosto del año 1998, la balanza de pagos por cuenta corriente de España ha sido positiva en julio de este año, dando un saldo de + 499,6 millones de euros.


El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación generada por las operaciones no financieras de la economía española, fue positivo en julio de 2012 y de signo contrario al registrado en el mismo mes de 2011. En concreto, la capacidad de financiación se situó en 578,7 millones de euros (frente a una necesidad de financiación de 528,3 millones en julio de 2011).

En los siete primeros meses de 2012, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se redujo apreciablemente, hasta 17.383,2 millones de euros, desde 25.451,2 millones registrados en el mismo período 2011. Esta disminución se debió principalmente a la reducción del déficit del saldo comercial y a la ampliación del superávit de servicios. En mucha menor medida también contribuyeron a dicha reducción, los descensos de los déficits de la balanza de rentas y de transferencias corrientes.


El déficit acumulado de la balanza comercial entre enero y julio de 2012 se situó en 16.772,9 millones de euros (22.047,5 millones el año anterior), en un contexto de comportamiento dispar de los flujos comerciales, donde las exportaciones aumentaron y las importaciones disminuyeron ligeramente (3,2% y 0,8% en tasa interanual, respectivamente). Por su parte, el saldo no energético alcanzó un superávit, mientras que el déficit energético se amplió (13,3 %).


En la balanza de servicios, el superávit acumulado durante los siete primeros meses de 2012 ascendió a 20.535,1 millones de euros (18.125,8 millones en el mismo período de 2011), como resultado de la evolución de los saldos tanto de turismo y viajes como de los otros servicios. El saldo positivo de la rúbrica de turismo y viajes se amplió hasta alcanzar 17.459,3 millones en 2012 (17.153,4 millones entre enero y julio de 2011). Por su parte, el saldo de los otros servicios contabilizó un superávit de 3.075,8 millones de euros (972,4 millones durante el mismo período de 2011).



El déficit de la balanza de rentas disminuyó entre enero y julio 2012 hasta 14.952,6 millones de euros (15.319,7 millones durante el mismo período de 2011). Por último, el déficit acumulado por la balanza de transferencias corrientes en los siete primeros meses de 2012 se situó en 6.192,8 millones de euros (6.209,8 millones en el mismo período de 2011).

La cuenta de capital generó en entre enero y julio de 2012 un superávit de 2.491,3 millones de euros (3.257,4 millones en el mismo período de 2011).

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, es decir, la capacidad o necesidad de financiación de la economía, fue negativo y se situó en 14.892,0 millones durante los siete primeros meses de 2012, inferior al contabilizado en el mismo período del año previo, de 22.193,8 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario