miércoles, 28 de noviembre de 2012

La protección social en Europa y en España

Eurostat acaba de publicar las cifras de 2010 correspondientes a la protección social en Europa, que incluye pensiones de jubilación, orfandad y viudedad, desempleo, salud, discapacidad, familia e infancia, vivienda y exclusión social. Si miramos el total en euros por habitante, observamos que España se encuentra detrás de Italia y por encima de Grecia y Portugal.



Para homogeneizar el gasto en protección social de los diferentes países es interesante corregirlo con el PPS (Purchasing Power Standard), que es un cambio de referencia que elimina las diferencias de precio entre países. Así, un PPS compra el mismo volumen de bienes y servicios en todos los países. Esta unidad permite mejores comparaciones de indicadores económicos entre países. El PPS de la UE 27 se toma igual a 100. España y Grecia tienen un PPC de 87, el de Portugal es de 73, los de Francia y Alemania de 124, y el de Noruega es de 158. Con esta corrección, la posición de España no varía.


La evolución de la protección social en España en términos absolutos queda reflejada en los siguientes gráficos. Al dar Eurostat los datos en % del PIB, el montante total se obtiene fácilmente.



Teniendo en cuenta que los ingresos totales de las administraciones públicas españolas fueron, en 2010, de 381,4 miles de millones de euros, la protección social en España representó un 75 % del total de ingresos, a lo que habría que añadir los gastos de educación, que, si bien no son una protección social, sí son un gasto social. Añadiendo los gastos de educación, que para el año 2010 son de unos 55 mil millones, los gastos sociales suben a un 85 % del total de los ingresos de las administraciones públicas.

En resumen, a pesar de una protección social relativamente modesta comparada con los países de nuestro entorno, al ser los ingresos de las administraciones públicas manifiestamente insuficientes, no la podemos pagar sin endeudarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario