lunes, 10 de diciembre de 2012

El tipo de interés medio de la deuda en circulación

Para relativizar un poco el impacto de los intereses que el estado español paga por la deuda pública, no está de más recordar que los tipos actuales son de los más reducidos de los últimos veinte años.


Lo que no quiere decir que no sean elevados, sobre todo teniendo en cuenta el aumento exponencial de la deuda. Por ejemplo, en el año 1996 los intereses de la deuda fueron de 24.796 millones de euros, lo que, con un PIB de 473,9 miles de millones, representó un 5 % del PIB, mientras que en el año 2011, los intereses de la deuda representaron “solamente” un 2,5 % del PIB.


Además del problema de los intereses a pagar, que aumentan a un ritmo igual o mayor que el de la deuda, el otro gran problema es la financiación del año 2013. En lo que va de año 2012, el estado ha emitido deuda por un total de 192,7 miles de millones, de los que 152,8 han sido a un plazo de un año o superior. Para el año 2013 se estima que las necesidades de financiación rondarán los 250.000 millones. El año 2012, los bancos han incrementado en más de 100.000 millones su cartera de deuda pública, aprovechando las facilidades de financiación del BCE (no olvidemos que el préstamo neto del BCE a los bancos españoles se ha incrementado en 233 miles de millones de enero a octubre). Será difícil que en 2013 puedan repetir un aumento de su cartera en deuda pública como el de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario