sábado, 2 de marzo de 2013

El PIB del año 2012

El PIB a precios corrientes de 2012 se sitúa en 1.051.204 millones de euros, lo que supone una variación en términos nominales del -1,14 % y en términos de volumen del -1,42 % respecto del año 2011.


El gasto en consumo final de los hogares registra un aumento del 0,4 % a precios corrientes, pero una disminución del 0,3 % en términos reales, con un aumento del 2,7 en los precios y una disminución del 2,2 % en volumen. Uno de los factores que ha influido en este comportamiento es el descenso del nivel de ingresos de las familias por la vía de los salarios.

El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas (AAPP) registra una disminución del 5,1 % a precios corrientes, con una disminución real del 4,1 %, debida a unas disminuciones del 1,5 en los precios y del 3,7 % en volumen. La disminución en los precios es debida a la evolución de la remuneración de los asalariados y a los consumos intermedios.

La formación de capital bruto sufrió una disminución del 10,4 % a precios corrientes y del 9,1 % en volumen.

Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron un 5,0 % a precios corrientes y un 3,1 % en volumen, mientras que las importaciones disminuyeron un 0,9 % a precios corrientes y un 5,0 % en volumen. Las importaciones experimentaron un aumento importante en los precios debido, en buena parte, a los productos energéticos. El saldo fue, por primera vez en muchos años, positivo.



Del lado de la oferta, la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca aumentaron un 6,7 en valor a precios corrientes, y un 2,2 % en volumen, al aumentar los precios un 4,4 %.

La industria sigue bajando, un 1,0 % en valor a precios corrientes y un 2,9 % en volumen, mientras que la construcción ha seguido una pendiente descendiente muy acusada, con un -8,1 % en volumen y una bajada de precios del 3,1 %.

El sector servicios ha disminuido un 0,1 % en valor a precios corrientes, y un 0,4 % en volumen.

Los impuestos sobre los productos han disminuido un 0,3 %.  



Por lo que se refiere a las rentas, las remuneraciones de los asalariados han disminuido un 5,4 %, el excedente de explotación bruto y la renta mixta bruta han aumentado un 2,2 %, mientras que los impuestos sobre productos y exportaciones han crecido un 5,6 %.



Es interesante observar como la parte de la remuneración de los asalariados sobre el PIB ha ido disminuyendo estos últimos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario