miércoles, 17 de abril de 2013

La posición de la inversión internacional neta


La posición de inversión internacional neta es el estado financiero de un país, que se establece por el valor y la composición de los activos y los pasivos financieros exteriores de ese país. La diferencia entre los activos financieros externos de un país y los pasivos se considera como PII (Posición de Inversión Internacional) neta. Si el saldo es negativo, equivale a la Deuda Externa Neta de un país.



La PIIN de España a final del año 2012 tiene un saldo negativo de 976.440 millones de euros, lo que representa un 92,9 % del PIB, cuando en diciembre del año 2000 solamente representaba un 32,0 %. 


En el gráfico podemos ver la PIIN de diferentes países europeos en el segundo cuatrimestre de 2012 (salvo Francia, cuyo valor corresponde al cuarto cuatrimestre de 2011). La posición de los cuatro pigs (Portugal, Irlanda, Grecia y España) es dramática, y tiene una perspectiva muy lúgubre, ya que son países que tendrían que dedicar todos los recursos que producen en un año para satisfacer su deuda externa neta.


Analizando con más detalle el saldo español, vemos que se compone de – 5,55 miles de millones en inversiones reales, - 538,39 miles de millones de inversiones de cartera, de - 184,30 miles de millones de otras inversiones y de - 250,30 miles de millones correspondientes al Banco de España. Con respecto a los años anteriores, hay que resaltar la disminución del saldo negativo de las inversiones de cartera y de otras inversiones, compensadas por un aumento espectacular de la parte correspondiente al Banco de España.


Las inversiones directas, tanto de España en el exterior como las del exterior en España han ido creciendo paulatinamente, sin sobresaltos.


En cambio, en las inversiones de cartera se ha producido un descenso importante en las del exterior en España, después de un gran aumento durante los años del boom, pasando de 1.087 a 815 miles de millones de euros desde el año 2007 hasta el 2012.


En las otras inversiones también se ha producido una retirada importante de capital exterior en España, que ha pasado de un máximo de 719 miles de millones en 2010 hasta los 605 de diciembre de 2012.


Por lo que respecta a las cuentas del Banco de España, las reservas se han mantenido entre los 15.000 y los 38.000 millones de euros. Los activos netos frente al Eurosistema se mantuvieron positivos hasta el año 2006, y han tenido un saldo negativo a partir de 2008, saldo que ha ido aumentando de manera espectacular en los años 2011 y 2012 (estos activos netos frente al Eurosistema corresponden, básicamente, a los préstamos de Banco Central Europeo a los bancos españoles, para asegurar su financiación). Finalmente, los otros activos netos se mantienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario