lunes, 27 de mayo de 2013

Financiación de los sectores residentes no financieros


Los créditos a los hogares eran, a finales de marzo, de 820,18 miles de millones de euros, de los que 633,48 correspondían a vivienda. Desde noviembre de 2008, momento en que los créditos a los hogares fueron de 916,10 miles de millones (de los que 678,95 eran para vivienda), los hogares se han desendeudado en 95,91 miles de millones, un 10,5 %.


Los créditos a las empresas eran, a finales de marzo, de 1120,18 miles de millones de euros. Desde abril de 2009, momento en que los créditos a las empresas fueron de 1322,28 miles de millones, éstas se han desendeudado en 202,10 miles de millones, un 15,3 %.

Las Administraciones Públicas, en cambio, siguen aumentando su deuda, que ya es de 923,31 millones a finales de marzo, por lo que la financiación total a los sectores no financieros, que es de 2.863, 67 miles de millones, se mantiene relativamente estable. Esta deuda representa casi tres veces el PIB.


Es conveniente que los hogares y las empresas se vayan desendeudando, aunque al hacerlo disminuya el consumo interno. Al desendeudarse, los bancos deberían tener dinero disponible para nuevos créditos, pero como las Administraciones Públicas necesitan cada vez más financiación, las entidades financieras consideran más seguro y más rentable dar crédito a estas Administraciones Públicas que a las empresas. De manera que la economía no puede arrancar por falta de crédito al aumentar las necesidades de financiación de la administración. La pescadilla que se muerde la cola.






No hay comentarios:

Publicar un comentario