miércoles, 8 de mayo de 2013

Las previsiones del gobierno y las del FMI


El gobierno, el pasado 26 de abril, aprobó el Plan de Estabilidad 2013-2016, en el que hace sus previsiones sobre la evolución de la economía española en los próximos años. Pocos días antes, el FMI (Fondo Monetario Internacional) también hizo las suyas. Al compararlas, parece que estén hablando de países distintos.


El gobierno prevé una evolución del PIB positiva a partir de 2014, con un crecimiento del 0,5 %, crecimiento que aumenta paulatinamente hasta un 2,8 % en 2018. El FMI también prevé un crecimiento positivo para 2014, un 0,7 %, y un crecimiento también positivo hasta 2018, entre el 1,4 y el 1,6 %. Como la economía española no crea empleo, por lo menos hasta ahora, con un crecimiento menor del 2 %, es lógico que al gobierno prevea una disminución paulatina del paro hasta llegar al 18,6 % en 2018, mientras que el FMI prevé que en 2018 el paro todavía esté en el 22,9 %.

En cuanto al déficit público, el gobierno prevé una disminución año tras año, hasta llegar a un superávit del 0,6 % del PIB en 2018, mientras que el FMI prevé, para 2018, un déficit del 5,6 %. Con estas previsiones, la deuda pública también tiene previsiones muy dispares: el FMI prevé un aumento continuo hasta llegar al 110,6 % del PIB en 2018, mientras que el gobierno prevé un crecimiento de la deuda hasta el 2016, en que alcanzaría el 99,8 %, para disminuir después hasta el 92,2 % en 2018.

Ya sabemos que las previsiones son sólo previsiones. Pero, en este caso, las del gobierno parecen demasiado optimistas, mientras que las del FMI parecen más realistas. Esperemos que sea el gobierno quien acierte, pero no parece demasiado probable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario