martes, 8 de octubre de 2013

La desigualdad social en España


Una de las maneras de definir la desigualdad de los ingresos de las personas de un país es la de comparar los ingresos del 20% de la población que gana más con los ingresos del 20% de la población que gana menos.

En España, desde el año 2001 hasta el 2008, el 20 % de la población que ganaba más ganaba de 5,1 a 5,5 veces más que el 20 % de la población que ganaba menos. Con la crisis, los más ricos ganan aún más que los más pobres, ya que la proporción ha pasado a ser de 6,8 / 6,9. Esto está relacionado, claro, con el aumento del paro, pero también con las rebajas de los sueldos, que sólo se han rebajado a los que ganaban menos. Lo que nos demuestra que las políticas, tanto de socialistas como de populares, han cargado el coste de la crisis sobre los que ganan menos. Y, según los presupuestos del año 2014, los recortes de los ingresos de los que ganan menos seguirán.


Si nos comparamos con Europa, podemos ver que en el año 2011 (el último del que se ha publicado la estadística), España es el país de la Unión Europea con más desigualdad social, muy por encima de Portugal y de Grecia.


¿Cómo puede ser que la gente esté como paralizada, pasiva, ante lo que está pasando en este país? Hay una explicación, que no sé si es correcta: las revoluciones comienzan cuando las perspectivas mejoran, después de un período de pobreza. Es posible que esta sea la explicación de la pasividad del pueblo español ante su ruina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario