lunes, 6 de enero de 2014

¿Serán suficientes las cosechas futuras para alimentar 9.000 millones de personas?

Alrededor del 30 por ciento de los principales cultivos mundiales de cereales - arroz , trigo y maíz - puede haber alcanzado sus máximos rendimientos posibles en los campos agrícolas, según un estudio de la Universidad de Nebraska - Lincoln publicado el mes pasado en la revista Nature, y titulado Distinguishing between yieldadvances and yield plateau in historical crop production trends.

Estos resultados plantean inquietudes sobre los esfuerzos que se están haciendo para aumentar la producción de alimentos para satisfacer la creciente población mundial.

Los rendimientos de estos cultivos se han reducido o se han estancado recientemente. Las proyecciones de producciones futuras que encuentran que la seguridad alimentaria mundial está garantizada se basan normalmente en un constante aumento del rendimiento, una tendencia que esta investigación sugiere ahora que podría no ser posible.

Las estimaciones de la futura producción mundial de alimentos y su capacidad para satisfacer las necesidades alimenticias de una población que se espera que crezca de 7.000 a 9.000 millones en 2050 se han basado en gran medida en proyecciones de las tendencias históricas. Estas tendencias pasadas, sin embargo, han estado dominadas por la rápida adopción de nuevas tecnologías (algunas de las cuales eran innovaciones que difícilmente se repetirán) lo que permitió un aumento de las cosechas: lo que se llamó "revolución verde”, que se produjo a partir de los años 60.

Como resultado, las proyecciones de los futuros rendimientos de los cultivos han sido seguramente demasiado optimistas.

Los autores del estudio estudiaron las tendencias de rendimiento del pasado en los países con una producción de cereales más importante y presentan pruebas en contra del escenario que se había proyectado, consistente en un aumento continuo del rendimiento de los cultivos. Sus datos sugieren que la tasa de aumento del rendimiento agrícola ha disminuido o se ha parado por uno o más de los principales cereales en muchas de las zonas más intensamente cultivadas del mundo, que incluyen el este de Asia, Europa y los Estados Unidos.

Esta disminución o estancamiento del aumento de rendimiento afecta al 33 por ciento de los principales países productores de arroz y el 27 por ciento de los principales países productores de trigo.

Tendencias del rendimiento de los cultivos de los tres principales cereales (arroz, trigo y maíz) en las principales regiones productoras desde la revolución verde de los años 60

En China, por ejemplo, el aumento de los rendimientos de los cultivos en el trigo se ha mantenido constante, y la tasa de aumento de rendimiento de maíz ha disminuido en un 64 por ciento para el periodo 2010-2011 en relación con los años 2002 a 2003, a pesar de un gran aumento de la inversión en investigación y desarrollo agrícolas, educación e infraestructura para ambos cultivos.

Esto sugiere que la rentabilidad de estas inversiones está disminuyendo constantemente en términos de impacto sobre el aumento de rendimiento de las cosechas.

De modo que, de no producirse novedades técnicas importantes en el sector agrícola, es probable que haya muchas dificultades para alimentar a la población humana conforme su número vaya aumentando. Y ello a pesar de que están aumentando bastante, desde hace diez años, las superficies cultivadas.


Tendencias de la superficie cultivada de cultivos básicos (triángulos rojos) y los tres principales cereales: arroz, trigo y maíz (triángulos amarillos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario