lunes, 28 de abril de 2014

El avance del PIB del primer trimestre

El Banco de España acaba de publicar el avance del PIB del primer trimestre, que aumenta un 0,4 %. 



Comenta el BE:

Durante el primer trimestre de 2014 la economía española prolongó la trayectoria de paulatina recuperación de la actividad en un contexto en el que se produjeron un avance adicional en la normalización de los mercados financieros y la consolidación gradual de la mejoría del mercado laboral. Según la información disponible —todavía incompleta—, se estima que el PIB aumentó un 0,4 % en tasa intertrimestral (frente al 0,2 % del período octubre-diciembre), lo que situaría por primera vez la tasa interanual también en terreno positivo (0,5 %), tras nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.

La demanda nacional se incrementó levemente en tasa intertrimestral (0,2 %), apoyada en un comportamiento de los componentes privados del gasto relativamente similar al del trimestre previo, caracterizado por avances en el consumo privado y la inversión empresarial y por un nuevo descenso de la inversión residencial. A ello se habría sumado el moderado repunte del consumo y de la inversión públicos tras el pronunciado descenso en los meses finales de 2013. A su vez, se prevé una contribución positiva de la demanda exterior neta al crecimiento intertrimestral del PIB de dos décimas, inferior en todo caso a la del tramo final del año pasado.

Pero hay también pegas en este cuadro que el gobierno considera como un principio de recuperación y que, como tal, nos lo quiere vender cara a las elecciones europeas:

1 - Tanto las importaciones como las exportaciones disminuyen. La disminución de las exportaciones no es de buen augurio, y la de las importaciones puede indicar una demanda interna todavía más deprimida. Pero como las importaciones han disminuido menos que las exportaciones, el saldo para el PIB es positivo (+ 0,2 %), pero preocupante.

2 - El deflactor del PIB ha pasado de + 0,2 en el cuarto trimestre de 2013 a – 0,4 en el primer trimestre de 2014. La diferencia es muy importante entre ambos trimestres consecutivos. Como un deflactor negativo aumenta el PIB, si el deflactor real del primer trimestre fuera más cercano a 0, el aumento del PIB sería menor que el estimado por el BE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario