lunes, 14 de abril de 2014

Las cuentas de las Administraciones Públicas y la consolidación fiscal

Como continuación de la entrada de ayer sobre los gastos e ingresos de las Administraciones Públicas, podemos ver los gráficos de los gastos corrientes, del ahorro y de la formación de capital de las Administraciones Públicas. En ellos vemos que el gasto corriente de 2013 ha aumentado respecto del año anterior, que el ahorro público ha disminuido y que las inversiones (formación de capital) también han disminuido hasta alcanzar valores históricamente muy bajos.




“El ahorro público es la diferencia entre los ingresos públicos y el gasto corriente. La caída del ahorro público de 12,3 puntos del PIB proporciona una señal inequívoca: el gasto corriente se ha reducido 12,3 puntos del PIB menos que los ingresos de las Administraciones Públicas. En estas condiciones, resulta muy difícil considerar que los procesos de consolidación han sido virtuosos. Para ello deberían haber reducido el gasto corriente. Las consecuencias de una consolidación fiscal mal diseñada es que los efectos negativos sobre la actividad y el empleo se magnifican.”

“No deja de llamar la atención que después de dos procesos de consolidación fiscal desde mayo de 2010, la tasa de ahorro público no haya subido. Ello cuestiona los procesos de consolidación fiscal de la economía española.”

“Las consolidaciones fiscales con éxito se han basado en la reducción del gasto no productivo, mientras las que han fracasado han enfatizado los aumentos impositivos o la reducción del gasto en inversión.”

Los comentarios en cursiva están sacados del libro de David Taguas, "Cuatro bodas y un funeral". Hay una pequeña diferencia entre las cifras del libro de Taguas y las publicadas recientemente del año 2013, ya que Taguas se basa en cifras de setiembre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario