sábado, 24 de mayo de 2014

Activos Fiscales Diferidos

El Banco de España estima que la banca española, a finales del año 2013, mantenía en sus balances activos fiscales diferidos (DTA – Deferred Tax Assets) por un importe neto de 68.000 millones de euros. Estos activos fiscales diferidos son impuestos que se han de recuperar en ejercicios futuros, incluidos los derivados de bases imponibles negativas o de créditos por deducciones o bonificaciones fiscales pendientes de compensar (pérdidas reales, provisiones para cubrir riesgos de impagos futuros y aportaciones a planes de pensiones de sus empleados). Una buena parte de estos activos computa como capital.

Teniendo en cuenta que el impuesto de sociedades grava los beneficios en un 30%, se puede deducir que las pérdidas acumuladas de los bancos españoles en los últimos años ha sido aproximadamente de 68.000/0,30 ~ 202.000 millones de euros, una cifra colosal. Y con una morosidad que alcanza los 195.000 millones.

Va a ser difícil que los bancos tengan beneficios suficientes para poder hacer efectivos los 68.000 millones de activos fiscales diferidos, ya que sólo se pueden compensar en un 25% de los beneficios anuales. Se necesitarían unos beneficios de 68.000/0,25 ~ 272.000 millones de euros en los próximos 18 años, que es el plazo máximo para compensar estos activos fiscales. Lo que indica que habrá, muy probablemente, que volver a inyectar dinero público al sistema financiero, y que no va a ser fácil que se restablezca el crédito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario